Saltar al contenido
Parrilleras.online

Tips y Más

Hombres cazando mamut

El nacimiento de la parrillera en la prehistoria

Desde nuestros aborígenes el hombre ha sido carnívoro desde los inicios de la vida, con excepción de nuestros ancestros vegetarianos que se han mantenido fiel a esta dieta de vegetales.

Estos antepasados se daban por satisfechos comiendo hortalizas, hojas, frutas y semillas que encontraban por el lugar, las proteínas eran extraídas de huevos, insectos y uno que otro animal pequeño que encontraban indefensos en la selva o el bosque, estos que eran muy fácil de capturar.

Aquel hombre primitivo, observaba a distancia como las peores fieras del lugar se peleaban y mataban a otros animales para disfrutar de una jugosa carne masticando con fuerza sus presas, este hombre esperaba horas paciente hasta que la ultima fiera saciada se retiraba del lugar.

Peleaba con algunos animales pequeños, chacales, perros salvajes, coyotes, buitres y otras alimañas que rondaban por allí en ese tiempo, tras pelear es posible que solo quedaran huesos con poca carne pero al probar de esta carne sintió un gran placer, invitando a otros de su clan aquel pequeño pero jugoso festín.

Como no se sentía del todo satisfecho comenzó a copiar lo que hacían los felinos improvisando herramientas que lo ayudaran a matar y destripar a sus presas, así nació el hombre carnívoro.

¿Y como llego la parrilla? se preguntaran ustedes, deje que les siga contando este relato que me viene a la mente…

Ya que se convirtió en un fanático de la carne, comienza su transformación de vegetariano recolector a cazador, con el tiempo va progresando y pasando de pequeñas armas para cazar pequeños animales, a sofisticadas herramientas, trampas, lanzas, catapultas.

Esto lo hace mas a menudo hasta que un día un rallo impacta en un árbol generando un incendio arrasador y voraz, quemando parte del animal que habían cazado ese día, al regresar después de haber huido del lugar y viendo que el fuego ya no estaba por allí, fueron a buscar su presa, encontrándola en partes quemadas.

Un curioso del grupo, que su hambre lo dominaba por completo no tardo en retirar un pedazo de esa carne quemada, su olor le gusto y dio el primer mordisco a aquella jugosa carne que inmediatamente inundo su cerebro queriendo comer mas y mas de aquella exquisita carne.

Sin dudarlo los otros miembros del clan repitieron lo que aquel compañero hacia, todos en los que comieron su carne quedaron satisfechos, desde ese entonces trataban de mantener el fuego con ellos y aprendieron a improvisar con estacas y palos para acercar la carne al fuego.

Un día a uno de ellos se les ocurrió colocar varias ramas verdes sobre el fuego en forma y de manera aleatoria formando una maraña entrelazada de palos, así nació la primera parrillera del mundo, cambiando de métodos, ensayos y errores, lograron dejarnos de herencia lo que hoy conocemos como parrilleras, Barbacoas o BBQ.

Tu también te puedes convertir en un amante de las parrilleras con nuestros tips, que de ayudaran a preparar la mejor carne del mundo.